Charla “Expediciones al fin del mundo” fue todo un éxito: Expositores llaman a atreverse a explorar

Charla “Expediciones al fin del mundo” fue todo un éxito: Expositores llaman a atreverse a explorar

¿Te perdiste nuestra primera charla del Ciclo Inspirados por la Naturaleza 2? Aquí te dejamos todos los detalles de un encuentro marcado por las anécdotas y datos detrás de dos grandes expediciones en la Antártica y Tierra del Fuego.


Manuel Mingo, Guy Wenborne, Andrés Claro y Exequiel Lira

En Ladera Sur comenzamos este segundo ciclo de charlas con el apoyo del Magíster de Arquitectura del Paisaje de la UC (MAPA UC),  llenos de energía. Arrancamos este ciclo “Inspirados por la Naturaleza 2” con un auditorio lleno con más de 200 asistentes, donde los expositores contaron los detalles detrás de dos extenuantes travesías en lugares tan remotos como la Antártica y Tierra del Fuego.

Osvaldo Moreno, Francisca Jorquera y Martín del Río presentan el ciclo de charlas y a los expositores.

Aprendimos sobre la importancia de estudiar la ruta que se realizará y el equipo requerido, sobre los permisos que muchas veces se requieren para realizar expediciones de este tipo, y sobre todo el estar preparados para responder a los obstáculos que puedan presentarse en el camino, ya que en estas expediciones  la naturaleza siempre tiene la última palabra.

Exequiel Lira comienza su exposición.

El primer expositor de la tarde fue Exequiel Lira, fundador de SUDA, que a principios de este 2017 realizó junto a Cristian Donoso y Roger Rovira la primera expedición en kayak que unió las islas Shetland del Sur en el continente blanco.

Exequiel contó los detalles tras bambalinas de esta expedición, como el hecho de que demoraron más de un año en planearla y tener listos todos los preparativos y permisos requeridos, ya que para un viaje de estas características –bastante riesgoso– era necesario contar con la aprobación de diversas autoridades entre ellos la CONAEIA, DIRECTEMAR, el Estado Mayor de la Armada, entre otros.

Una vez listos estos preparativos y autorizaciones, sólo quedaba asegurarse de contar con el equipo especializado necesario y los auspicios de marcas. Llegó el día y con sus trajes secos, kayaks, carpa y otros imprescindibles empacados, y una dieta a base de avena, leche en polvo y azúcar, partirían rumbo al continente blanco sobre un barco de la armada que los acercaría a su punto de partida.

Todos nos decían que estábamos locos, que nos iba a dar hipotermia y que tendrían que ir a rescatarnos“, contaba Exequiel, quien se sinceró diciendo que después de escuchar esos comentarios de casi 20 marinos distintos empezó a dudar de la expedición, preguntándose si no sería una locura. Sin embargo, “una vez que me subí al kayak dije esto es lo mío, volvió la confianza, recordé lo mucho que nos habíamos preparado y la experiencia de mis compañeros, y volví a conectarme con este deporte”, señaló.

Dentro de los primeros obstáculos que se encontraron en su expedición fue el clima, hubo días en los que el mal tiempo no les permitía ver adelante por lo que tuvieron que esperar para volver a remar. Además, en el segundo día de la expedición tuvieron un accidente que casi los obliga a cancelarla. Cristián Donoso, destacado explorador chileno con vasta experiencia en kayak, les anunció que para él la expedición había llegado a su fin ya que la noche anterior había roto el cierre de su traje seco –imprescindible para continuar la expedición sin riesgos–. Para su suerte, por la mañana encontraron la pieza del cierre que había perdido y desde ese día Donoso con la ayuda de un alicate y mucho esfuerzo, lograba ponerse su traje… claro que ahora demoraba 45 minutos.

Finalmente lograron terminar la expedición llevándose consigo no sólo el logro de ser los primeros en lograr esta hazaña por las islas Shetland del Sur, sino que con la satisfacción de haber conocido un lugar único y haber compartido con su espectacular fauna.

Comienza la exposición de la travesía por Tierra del Fuego.

Los segundos expositores de la noche fueron el destacado fotógrafo Guy Wenborne y los fundadores de Rimaya, Manuel Mingo y Andrés Claro, quienes en febrero realizaron una expedición en Tierra del Fuego cruzando la cordillera de Darwin hasta el canal Beagle, pasando por el Parque Nacional Yendegaia.

Wenborne, quien fue el impulsor de esta aventura, contó que dentro de sus motivaciones estaba tomar fotos de este territorio que aún cuenta con accesos muy limitados y el hecho de hacer este cruce desde el lago Fagnano hasta la bahía Yendegaia antes de que el camino que hoy se está construyendo, estuviese listo.

Dentro de las cosas que más les llamó la atención mientras realizaban esta travesía fue el llamado “Cruce de la muerte”, conformado por el valle del río Lapataia, y el mismo paso que utilizaban los baquianos antiguamente; además de las castoreras, que para su sorpresa abundaban en el camino, alterando el paisaje y creando zonas pantanosas que muchas veces les dificultaban el mantenerse en la huella.

Los expositores mostraron las espectaculares imágenes y videos que les dejó esta extenuaste travesía abriéndose camino por tupidos bosques vírgenes y guiándose nada más que por los datos del territorio que recabaron antes de partir. “El clima nos trató tremendamente bien, íbamos preparados para lo peor“, añadió Guy sobre su experiencia en este remoto sector de Tierra del Fuego.

Para finalizar, Wenborne, Mingo y Claro, hicieron llamado a atreverse, a prepararse, capacitarse y salir a explorar nuestro territorio privilegiado en el que aún queda mucho por conocer.

Finalmente, y como ya es tradición, el público pudo disfrutar de unas ricas cervezas Guayacán teniendo la oportunidad de conversar con los expositores y hacerles preguntas.

blog comments powered by Disqus