Así es como Fundación +1000 busca posicionar a Santiago como la capital Outdoor de Latinoamérica

Así es como Fundación +1000 busca posicionar a Santiago como la capital Outdoor de Latinoamérica

Actualmente en Fundación +1000 están desarrollando dos proyectos que buscan hacer de Chile un país referente en turismo de conservación y que ponen en valor el paisaje y territorio de la geografía de la cordillera de los Andes. Entre ellos se encuentra una extensa ruta transversal de más de 100 km que une 10 municipios de Santiago. ¡Todos los detalles aquí!


Hace pocos días conocimos que Chile por tercer año consecutivo fue destacado como el mejor destino de turismo aventura en Sudamérica. Y es que nuestro país cuenta con espectaculares paisajes y espacios al aire libre para desarrollar todo tipo de actividades outdoor. En Fundación +1000, tomando en cuenta estos antecedentes, se propusieron crear un nuevo modelo de desarrollo sustentable y colaborativo para poder hacer de Chile un país referente en turismo de conservación y reserva de la biosfera. A través de este, buscan poner en valor el paisaje y el territorio que nos entrega la geografía de los Andes, entendido como el patrimonio natural y cultural más relevante a nivel país, al trabajar en conjunto a las comunidades locales, como los arrieros, agrupaciones Indígenas y el sector privado y público, siempre respetando al vecino y la propiedad privada.

“Velamos por la protección de los cerros y montañas, sus cuencas y ecosistema cordillerano, considerando la historia del lugar, identificando el pasado y desarrollando nuevas opciones de turismo y desarrollo que activen el territorio de manera sustentable, contenida y consiente del contexto natural, entregando un mensaje 100% ligado al cuidado de espacios medioambientales mediante el uso público bien planificado y el acceso responsable a los cerros, montañas y parques nacionales de Chile”, nos cuentan en Fundación +1000.

Actualmente, la fundación se encuentra desarrollando dos proyectos a lo largo de Chile para potenciar el uso y valor de nuestros espacios naturales, en donde han desarrollado un modelo de desarrollo que busca ser replicable en un futuro:

1. Capital Centro: Gran Ruta de Santiago (GRS)

La fundación entiende a Santiago como “la Capital Outdoor de Latinoamérica” y busca posicionarlo de esta forma, trabajando en la construcción de una sólida alianza publico-privada cuyo objetivo es que todas las personas puedan tener acceso a los cerros localizados entre Renca y el Cajón del Maipo.  La Plaza de Armas de Santiago se constituye en el kilómetro 0 y por medio de una transversal de más de 100 km, que bordea la cota +1000, la ruta conecta 10 municipios que poseen un contrafuerte cordillerano con los senderos que se adentran a la montaña a partir de esta transversal.

Se da inicio al proyecto, con una ruta piloto que marca el sendero hacia el cerro El Plomo (5.424 m) buscando potenciar el acceso de forma segura a los cerros con los arrieros locales, fomentando el contacto con la naturaleza y la vida al aire libre, actividades que generan bienestar y, a la vez, protegen y conservan el patrimonio geográfico. Junto con ello se consolida el respeto por el pasado Prehispánico del valle de Santiago, al seguir parte de la ruta que los Incas abrieron para la procesión del “niño príncipe” que fuera sacrificado en la cima del glaciar. De esta manera buscan recuperar la cosmovisión que desarrollaran nuestros antepasados desde el espacio, donde actualmente se encuentra la Plaza de Armas con motivo de los equinoccios y solsticios que relacionan El Plomo como el punto más alto del valle (denominado “Apu Wamani” o “Guardián del Valle” por los Incas) y el centro de nuestra ciudad.

2. Capital Sur: Ruta Pehuenche, Araucanía Andina Norte

Se proyecta esta ruta turística y deportiva de alta belleza escénica y de doble estacionalidad, en uno de los lugares más prístinos del territorio nacional. Rodeados de araucarias y volcanes, la Ruta Pehuenche busca posicionar a la Araucanía como el cuarto destino turístico del país. Se conectarán en un solo circuito sus 5 volcanes (Tolhuaca, Lonquimay, Sierra Nevada, Llaima y Nevados de Sollipulli) y las 6 comunidades mapuches pehuenches, mediante una oferta turística basada en actividades de vocación natural, deportes de aventura, cabalgatas, caminatas, observación de flora y fauna, actividaes etno-culturales y de salud y bienestar. Una serie de refugios de montaña, ubicados estratégicamente,  permitirán acceder y unir las Áreas Silvestres Protegidas (Parques Nacionales, Reservas Nacionales, etc.) con las comunidades indígenas aledañas.

La Ruta Pehuenche muestra el valor patrimonial natural y cultural de Chile, activando y potenciando el turismo, ya presente en la zona, a partir de una visión multicultural.

De esta manera se busca entregar herramientas a las comunidades y emprendimientos locales, para que se desarrollen económicamente desde su cultura y territorio, ayudando a construir la visión de una narrativa en relación a la tierra en base a nuevas formas de desarrollo económico que protegen la calidad del medio ambiente y disminuyen las desigualdades socioeconómicas, gestionando de manera sustentable estos recursos.

Se da inicio al proyecto con un primer tramo piloto entre Corralco y Lonquimay (20 km) ubicando un refugio en el nacimiento del Cautín, y articulando la ruta con un centro de Nieve Intercultural (Refugio + cafetería + parque de nieve de esquí de travesía) ubicado en Pata Choique y rematando en Lonquimay.

“La fundación busca ser un canal de planificación estratégica y modelos de desarrollo que puedan seguir replicándose a lo largo de todo Chile y Latinoamérica, generando una red de circuitos por la cordillera de los Andes que buscan la conservación de su entorno y ecosistema natural, generando a su vez conciencia y acercando así, la montaña a las personas”, señalan al respecto en Fundación +1000.

blog comments powered by Disqus