Loreto Salinas: Acercando la flora y fauna local a grandes y chicos

Loreto Salinas: Acercando la flora y fauna local a grandes y chicos

En LS conversamos con la destacada ilustradora chilena Loreto Salinas, quien publicó recientemente su último libro para niños y adultos “Jardín de Chile”, que muestra la relación entre la flora y fauna nacional. Aquí nos cuenta un poco más del proceso de creación de este libro, sus motivaciones y proyectos a futuro. ¡No te lo pierdas!


Si has visto alguna de sus ilustraciones sabrás que son inconfundibles. En ellas personas, animales, insectos y plantas cobran vida propia en el papel a través de llamativos colores y formas únicas. Ella es Loreto Salinas, ilustradora y creadora chilena de libros ilustrados desde 2006, cuyos trabajos han aparecido en agendas, calendarios y libros como “Te cuento mi cuento”; sin olvidar sus libros de autoría propia como “Animales Chilenos”, “Animales Americanos” y su última publicación con la editorial Hueders, “Jardín de Chile”, que realizó junto a Carolina Moya.

Monito del Monte ©Loreto Salinas

Llegó al mundo de la ilustración mientras hacía su proyecto de título en la carrera  de Arquitectura y decidió tomar un curso. “Estaba en medio de una crisis vocacional. En ese tiempo eran los primeros talleres de ilustración que se hacían y los impartían Alberto Montt y Francisco Olea. Me encantó la posibilidad de crear personajes e historias, y reinterpretar mis propias visiones”, nos cuenta Salinas quien desde ese momento se ha dedicado a ilustrar.

En LS conversamos con Loreto acerca de su última obra, que reúne la flora y fauna nacional y cómo éstas se relacionan entre sí, en un libro para niños y adultos; sobre sus motivaciones y sus proyectos a futuro.  ¡No te lo pierdas!

¿Qué es lo que más te gusta de esta disciplina?

Crear libros y todos sus procesos. Desde la primera idea, pasando por la investigación, recopilación de datos, pensar en su estructura, conversar con los expertos en los distintos temas (siempre son personas muy apasionadas), ilustrar, bocetear y pintar. También acompañar al libro en el proceso de edición, diseño e imprenta y, por último, acompañarlo en el momento que está en las librerías, haciendo talleres y conversando con los lectores. Gran parte de que sea partícipe de estos procesos se debe a que Editorial Hueders y mi editora, Marcela Fuentealba, precisamente trabajan de esta manera.

¿Qué te llevó a crear tu primer libro ilustrado de animales “Animales chilenos”?

Es un libro que nace de la necesidad de tener un libro ilustrado que me mostrara un compendio de los animales que habitan Chile pero sin excluir ninguna forma de vida del reino animal. Me pasaba que, cuando pequeña, muchos niños hacían división en los animales y, por ejemplo, no consideraban a los insectos como tales. Yo pensaba “Qué discriminación!” (Ja, ja, ja) y una de mis ideas era mostrar lo diversos que somos.

También poder mostrarlos en “desorden”, que no estuvieran de norte a sur, ni divididos por tipos de animales. Este desorden era el ritmo en el que los encontramos nosotros en la naturaleza (al azar) y ése es para mí el orden perfecto.

Llama ©Loreto Salinas

¿Cómo seleccionaste los animales que irían en el libro?

La selección fue difícil. Siempre lo es porque dejas deliberadamente muchos animales fuera. Los criterios de selección son diversos, como la tipología, representatividad, tamaños, extintos, extraordinarios, habitat, etc. Cada uno fue muy pensando pero en Animales chilenos para mí hubo un gran ausente y ése es el chucao.

¿Cómo es el proceso para crear estas ilustraciones de animales? ¿Los estudias antes, cómo? ¿Qué técnicas utilizas?

El proceso de investigación es uno de los que más disfruto. Trato de conocerlos en vivo y, si esto no es posible, busco imágenes y videos, investigo en libros, documentales y otros medios. Averiguo sus costumbres, lo que comen, dónde y cómo viven y sus habilidades extraordinarias. Luego hago varios croquis buscando su forma natural. Me pasa que cuando más empatía tengo con el animal es cuando más alma le puedo plasmar. Por ahí tengo mis ilustraciones favoritas, como el ratón orejudo boliviano, la llama, el lenguado, el zorro chilla o el abejorro.

¿En qué te inspiraste para crear tu último libro “Jardín de Chile”?

Junto a Carolina Moya (periodista), nos surgió la idea de hacer un libro de flores chilenas para niños. Desde un comienzo, Editorial Hueders se la jugó por este proyecto y nos pusimos a investigar. Durante esta etapa nos fuimos dando cuenta de que los animales tenían que ser el conductor a las flores. En un principio teníamos sólo animales que las polinizaban, pero pronto descubrimos que podíamos mostrar múltiples relaciones y varias de ellas eran muy potentes. Y así mismo nosotras, llegamos a conocer a Diego Reyes, paisajista del Jardín Botánico de Viña del Mar y fotógrafo de la naturaleza, quien nos mostró muchas de estas conexiones de flora y fauna. Por supuesto, jamás hubiésemos podido hacer el libro sin los muchos profesionales expertos en distintas áreas que nos apoyaron y de quienes aprendimos muchísimo.

¿Cuál es tu relación con la naturaleza en general, qué te llama la atención de ella?

Me encanta observar la naturaleza desde lo más cercano, como mi jardín, donde he ido armando un lugar que me encante todos los días. Tengo un rincón sureño, en un pequeño espacio tengo dos mini araucarias, un copihue que me da más de 20 flores por temporada, un pelu pelu que aún no florece, un canelo árbol sagrado y un chilco enano. En un par de maceteros también tengo un trocito del desierto florido con mis patas de guanaco. A medida que crece mi jardín, tengo más visitantes y habitantes. Hace dos años atrás me acompañaba un picaflor y hoy son seis, también están una pareja de chercanes, una familia de zorzales, caracoles, arañas, abejorros, una mariposa limonera y esporádicamente aparecen los fío fío, los cachuditos y la rara.

Ahora ya cuentas con 4 libros ilustrados de animales sumando el último, “Jardín de Chile”, donde también incluyes su relación con la flora nacional. ¿Cómo ha sido la recepción de estos libros en el país y qué esperas lograr con ellos?

Ha sido bien especial la recepción de los libros desde un comienzo. He recibido comentarios de los papás y de los niños, me han invitado a colegios y me cuentan cuáles son sus animales favoritos, siendo el Poto de mar el favorito de los niños (como Guaripolo). Por tres años seguidos, el Ministerio de Educación regaló el libro de Animales chilenos a cada niño de segundo básico. Es increíble cómo en esas generaciones han hecho propios estos animales y sus historias. Tú les preguntas qué animal les gusta y te dicen el puma, monito del monte, cóndor, etc., a diferencia de la típica respuesta del león, tigre, jirafa. ¡Eso es lindo! Lo mismo pasa con Animales americanos.

El libro presenta 60 asociaciones entre animales y plantas con ilustraciones de acrílico sobre papel tela.

Por otra parte, Jardín de Chile es un libro que cautiva por la belleza de sus flores. A la vez, es un libro de interés más trasversal, grandes y chicos se maravillan con las historias de relaciones que existen entre flora y fauna. El gran logro es mostrar y dar a conocer nuestro patrimonio natural y luego entender cómo funciona la naturaleza y cómo en estos sistemas de relaciones se cooperan unos a otros.

¿Cuál de tus libros ilustrados es el que más has disfrutado hacer y por qué?

Jardín de Chile, por lo que ya contaba de cómo fue transformándose en un mega libro a medida que lo investigábamos. Ver que un animal depende de una planta y esta planta, a su vez, depende de dicho animal y de otros también. Así se va entramando una red de relaciones. Además, fue todo un desafío ilustrar flores. El proyecto duró dos años y medio y, de ese tiempo, estuve un año y medio ilustrando.

En el último tiempo cada vez han aparecido más editoriales y libros infantiles que tratan temáticas relacionadas al patrimonio natural y cultural ¿cómo ves tú este panorama en el sector editorial chileno y cómo ves qué se desarrollará a futuro?

Me encanta ver todo lo que se está haciendo con nuestro patrimonio en el mundo editorial. Creo mucho en la frase “conocer para proteger” y en ese contexto creo que hay mucho más por conocer.

¿Qué proyectos a futuro tienes en mente?

En estos momentos estoy trabajando en dos libros vinculados con la naturaleza y, a la vez, estoy proyectando otro libro inspirado en el concepto de Gaia. Creo que es el paso siguiente: poder mostrar que somos un organismo viviente y que somos parte de un todo, que si modificamos una parte, todo cambia. Enfatizar grandes relaciones y colaboraciones de los seres vivos y el planeta, y colocar al ser humano dentro como uno más en estás relaciones.

Loreto Salinas en su exposición “Animales” en la galería PLOP!

Puedes encontrar su último libro “Jardín de Chile” y otros libros de la autora en la página de Hueders y en librerías.  

blog comments powered by Disqus