Postales de Hielo: poniendo en evidencia los efectos del cambio climático en Tierra del Fuego

Postales de Hielo: poniendo en evidencia los efectos del cambio climático en Tierra del Fuego

Este 15 de enero comienza la expedición Postales de Hielo, de Alfredo Pourailly, Cristian Donoso y Guy Wenborne, entre otros, que recorrerá los paisajes y glaciares de Tierra del Fuego para registrar los importantes cambios que éstos han sufrido en los últimos 100 años. No te pierdas esta entrevista a Alfredo Pourailly, quien nos cuenta más detalles de esta aventura que busca acercar a la ciudadanía los efectos del cambio climático en el territorio chileno.


Este 15 de enero se dará inicio a la expedición Postales de Hielo, liderada por Alfredo Pourailly y Cristian Donoso que los llevará por la zona occidental de Tierra del Fuego, siguiendo los pasos de Alberto D´Agostini quien hace más de 100 años registró las masas de hielo de la cordillera de Darwin. El objetivo será registrar los paisajes y glaciares más característicos de la zona y cómo se han visto transformados por los efectos del cambio climático.

En Ladera Sur entrevistamos a Alfredo Pourailly, destacado documentalista chileno, quien nos cuenta más detalles de esta expedición en territorio nacional.

Cuéntanos un poco más de qué se trata esta expedición…

Postales de Hielo es un proyecto liderado por mí y Cristian Donoso, que busca acercar a la ciudadanía el tema del cambio climático. Con financiamiento del FONDART Nacional de Fotografía, el apoyo de Patagonia, INACH, CONAF y el Museo Salesiano Maggiorino Borgatello de Punta Arenas hemos podido planificar una expedición a la zona occidental de Tierra del Fuego, específicamente los alrededores del Monte Sarmiento y el Seno Almirantazgo en el Parque Nacional Alberto D´Agostini. El objetivo es generar contenido fotográfico, audiovisual y sonoro en torno al cambio climático, incluyendo antiguas fotografías de Alberto D´Agostini, muchas de ellas registradas hace más de 100 años, y que nos permitirán observar la transformación del paisaje y principalmente cómo las masas de hielo de Cordillera Darwin, uno de los campos de hielo más australes del continente americano, han retrocedido aceleradamente durante el último siglo.

Desde el islote Albatros, una vista de Caleta María al fondo del Seno Almirantazgo. ©Justin Hofman.

¿Cómo surge la idea de realizar esta expedición?

Cristian y yo llevamos años trabajando en Tierra del Fuego y en gran parte del archipiélago fueguino. Cristian aproximándose desde sus expediciones en kayak y montañismo, y yo desde mis trabajos documentales. Una vez que entras en este territorio te atrapa con sus paisajes impresionantes y su historia abrumadora. Tierra del Fuego es un lugar alucinante, mucho más compleja en su geografía que la clásica postal de la pampa fueguina. En definitiva un lugar mágico que personalmente me cautiva de forma muy profunda y que me tiene siempre buscando proyectos que puedan llevarme a esos rincones alejados y perdidos en el mapa.

En ese proceso de pensar algún proyecto concreto di con algunos proyectos fotográficos que buscaban mostrar la transformación del paisaje comparando una fotografía antigua con una contemporánea del mismo lugar. En paralelo estábamos trabajando un proyecto llamado “Los Exploradores” que buscaba replicar las rutas de antiguos exploradores en la Patagonia chilena  y donde uno de los protagonistas era Alberto D´Agostini, un sacerdote y explorador italiano que publicó un increíble libro llamado “Treinta años en Tierra del Fuego”, donde aparecen fotografías de glaciares hace más de cien años. D´Agostini es un personaje importante dentro de la historia de la región de Magallanes y registró más de 10.000 fotografías que están resguardadas en el archivo del Museo Salesiano Magiorino Borgatello. Teniendo los permisos del Museo para revisar el archivo y posteriormente digitalizar los originales, le propuse a Cristian realizar este ejercicio fotográfico pero enfocándonos en Tierra del Fuego, un territorio de muy difícil acceso y que aún no había sido escenario de un proyecto así.

¿Quiénes integrarán el equipo?

Inicialmente planificamos la expedición con 4 integrantes: dos fotógrafos (Cristian y yo) y dos documentalistas (Rodrigo Méndez y Sebastián Ballek) para producir un documental sobre la expedición que forma parte integral del proyecto. A esta formación inicial luego sumamos a Guy Wenborne, reconocido fotógrafo que estará registrando el proceso de trabajo y Paula López, quien trabajará un reportaje sobre la expedición. La idea es formar un equipo multidisciplinario con exploradores, fotógrafos, documentalistas y periodistas, que enriquecerá los resultados del proyecto.

Trabajando en Caleta Jackson, Seno Almirantazgo. ©Justin Hofman

¿Cuáles son sus principales objetivos y qué creen que lograrán con este viaje?

El principal objetivo de este viaje es generar el contenido planificado para el desarrollo de la exposición y la página web; creemos que la fotografía es una herramienta de concienciación muy útil hoy en día.

En un momento en el que la gente consume más imágenes que libros, proyectos como este permiten acercar al público masivo temáticas transcendentales de nuestra sociedad. En este caso el cambio climático, un tema en auge que a veces el público mira con incredulidad. Es aquí donde la fotografía funciona como un medio de comunicación directo, sin rodeos. Tiene algo tangible que es congelar un momento y espacio que queda registrado en un formato cercano. Así, el derretimiento de los glaciares se hace irrefutable ante los ojos de los espectadores. La conversación que se genera entre las fotos actuales que busca este viaje y las que D’Agostini tomó hace más de cien años lo hace evidente.

¿Qué crees que se van a encontrar en el camino? 

El viaje en sí mismo tiene un dificultad logística propia del territorio en el que se enmarca. La única forma de llegar es vía marítima, por lo que la expedición depende de una embarcación que nos traslade a cada uno de los rincones que buscamos cubrir. Ahí surge un segundo desafío: levantar campamentos temporales que nos sirvan de refugio por los días de trabajo y que soporten las inclemencias del tiempo, además de mantener el alimento protegido de animales curiosos como el zorro.

En estas condiciones, el siguiente desafío es mantener los equipos con baterías para poder desempeñar el trabajo, en un lugar en la que no existen refugios ni ninguna otra instalación. Por otro lado, está el desafío emocional del equipo de la expedición de trabajar en las condiciones que el destino requiere: un clima hostil a veces, sin comodidades y totalmente incomunicados del resto del mundo. Además, la búsqueda de los encuadres que D’ Agostini registró el siglo pasado, implicarán un gran esfuerzo físico, caminando con la carga de los equipos por densos bosques, turba y ascensos a cerros que no tienen senderos. Por eso es importante bien equipados, con ropa que te apañe a las condiciones de lluvia y humedad extrema. En este sentido estamos felices de contar con el apoyo de Patagonia Chile, no sólo por la ropa, sino de poder sumar colaboradores que están interesados y alineados con el trasfondo medioambiental del proyecto.

Glaciar Luis de Saboya, fiordo Parry. ©Alfredo Pourailly De La Plaza

¿Cuál es la ruta que seguirán y en cuánto tiempo tienen presupuestado hacerla?

El plan contempla zarpar desde bahía Mansa, al sur de Punta Arenas. Navegaremos por el Estrecho de Magallanes y en un par de horas llegaremos a nuestro primer campamento en el Canal Magdalena, en la zona occidental del Monte Sarmiento, bien cerca del glaciar Schiaparelli, uno de nuestros objetivos.

Desde ahí navegaremos hasta el fiordo Negri para retratar el impresionante retroceso del glaciar que lleva el mismo nombre. Una vez terminado los trabajos aquí, navegaremos a nuestro segundo campamento en la bahía Ainsworth en pleno Seno Almirantazgo. Dos días de trabajo aquí nos permitirán retratar el glaciar chileno que más ha retrocedido en el último siglo, el glaciar Marinelli. De aquí zarparemos a nuestra última parada, el fiordo Parry donde pretendemos fotografías el glaciar Luis de Saboya y la foca leopardo que podría verse amenazada en el futuro por el derretimiento de los glaciares. La expedición tendrá una duración total de 12 días.

¿Cómo se han preparado para esta expedición?

La expedición se inicia mucho tiempo antes de llevarla a cabo. En marzo del 2017 visitamos el Museo Salesiano Maggiorino Borgatello en Punta Arenas para revisar el impresionante archivo fotográfico de Alberto D´Agostini. En ese proceso de revisión fuimos identificando glaciares ubicados en Tierra del Fuego, gracias al conocimiento geográfico adquirido por Cristian en sus expediciones pasadas. Los lugares tentativos que identificaba Cristian los íbamos verificando con Google Earth y Here. Así seleccionamos más de treinta fotografías que nos detallan los glaciares Schiaparelli, Negri, Marinelli, Luis de Saboya y Contraalmirante Martínez.

La segunda etapa ha sido planificar en detalle nuestros movimientos en terreno. A partir de las fotografías pudimos definir qué lugares necesitamos visitar y cómo llegar a ellos vía marítima. Finalmente para identificar los puntos desde los que estimamos fueron tomadas las fotografías por D’Agostini, debimos realizar un trabajo cartográfico, apoyado por mapas, Google Earth y Here, que nos permitió definir en cada zona un perímetro reducido que nos ahorrará muchísimo tiempo en nuestro trabajo en terreno.

Por último está el tema del alojamiento y la alimentación. Planificar detalladamente para que nada falte, ya que una vez en terreno tendremos que valernos con lo que llevamos.

©Andrés Rivera, www.glaciologia.cl

No es la primera vez que se realiza un proyecto como éste. Está por ejemplo el proyecto Glacier Works, cuya misión es documentar y demostrar el retroceso de los glaciares en los Himalayas comparando fotografías actuales con aquellas tomadas por montañistas pioneros años atrás. ¿De qué forma crees que esta expedición se diferenciará de lo que ya se ha hecho en otras partes del mundo y por qué crees que es tan necesario que se realicen proyectos como éste?

Efectivamente existen trabajos similares, que buscan registrar el cambio del espacio a partir de la comparación entre fotografías antiguas y actuales, como puede ser el retroceso de los glaciares. Además de Glacier Works que está enfocado en ver los cambios de los glaciares en los Himalayas, está On the trails of the Glaciers, del italiano Fabiano Ventura, quien lleva a cabo un proyecto que cubre distintas zonas del planeta, entre ellas Los Andes, donde también utilizó fotografías de Alberto D´Agostini, pero enfocándose en glaciares desde Torres del Paine hacia el Norte, dejando de lado Tierra del Fuego, nuestro objetivo.

Nosotros buscamos rescatar el valioso archivo fotográfico de D’Agostini, y acercar el increíble paisaje de Tierra del Fuego, territorio a veces olvidado, al público chileno. El objetivo final es concienciar sobre lo que está sucediendo en la zona más austral de nuestro país respecto al cambio climático, colaborando en la construcción de una memoria geográfica colectiva del lugar.

Todo el contenido generado durante la expedición será editado y publicado en una exposición abierta al público en la Fundación Cultural de Providencia (Santiago) y en el Hotel Dreams (Punta Arenas), fechas por confirmar. Además el proyecto cuenta con una página web con contenido exclusivo como fotografías comparativas de los glaciares, las fotografías del trabajo en terreno, un documental, videos en 360º del territorio y otras sorpresas.

©Cristian Donoso

blog comments powered by Disqus